Liga estatal del éxito

Publicado originalmente en http://laboratoriodearteyfotografia.tumblr.com/post/149007267682/liga-estatal-del-éxito-acerca-de-fotograf%C3%ADas-de

Liga estatal del éxito

Acerca de fotografías de futbol amateur del archivo de Raúl Navarro

Por Víctor Morales García

Estos son nuestros síntomas y nuestros monumentos, yo quiero guardarlos, así las ceremonias, las curiosidades y los lugares comunes serán legendarios.

Diane Arbus, 1963.

El éxito es una idea que ha sido cargada con valores que se alimentan de la expectativa social y de un alcance momentáneo de la felicidad, es por lo tanto, una idea llena de componentes ambiguos.  Sin embargo este concepto parece ser uno de los paradigmas más sólidos en nuestros tiempos, un  complejo resultado más de la revolución industrial. En el idioma portugués la palabra amateur se traduce como amador. El diccionario portugués define al amador como el que ama, el que se dedica a algo por gusto, por culto al arte o la ciencia y no por profesión. Además la definición continúa: que entiende superficialmente alguna cosa.

En la Ciudad de Oaxaca, el recientemente fallecido reportero gráfico Raúl Navarro (1934–2015) y pionero del fotoperiodismo deportivo deja un archivo de más de tres décadas que nos permite contar la historia del deporte contemporáneo en la ciudad. Pude revisar parte del acervo y seleccionar, siguiendo el consejo de la mítica fotógrafa Diane Arbus, los monumentos, es decir, imágenes relacionadas al momento en que los equipos de futbol amateur realizan su foto de recuerdo, su imagen como campeones. Este acontecimiento para mí tiene características de  ritual, una ceremonia que es captada repetidamente, una tipología en constante desarrollo a través de los años.

La escritora inglesa Charlotte Cotton menciona que los trabajos fotográficos con un enfoque sistemático y serial permiten que las características de cada elemento en las imágenes sean legibles, es decir, cada parte de la imagen, debido a su consistencia de elementos puede ser analizada detalladamente. La repetición permite analizar una estructura visual para posteriormente hacer una observación cultural. El acto de fotografiar de Raúl Navarro, fue, sin duda, por ser el fundador del reportaje gráfico deportivo en Oaxaca, un acto sistemático que respondía a las necesidades de una ciudad en crecimiento y que permite ahora dar una perspectiva más amplia del trabajo pues se entiende este archivo como un documento social.

Autores como Gisèle Freud han pensado que la introducción de la fotografía en los medios impresos de comunicación es un acontecimiento que permite que todos los sucesos se vuelvan familiares, en este caso se crea una identidad deportiva para una población estatal. Las imágenes de este archivo son pertinentes porque documentan un ritual de la sociedad hecho exclusivamente para la cámara y su difusión pública: el éxito pasa a ser un acontecimiento fotográfico, un acontecimiento de divulgación, y los jugadores mismos son los propios trofeos, son pedestal y son esculturas públicas de victoria.

La diferencia contemporánea entre el amateur y el profesional es situada por Georges Vigarello desde finales del siglo XIX cuando se criticaba al deportista profesional pues ganaba músculo para ganar dinero, se convertía en un sirviente de su fuerza, que dependía de quien pagaba y no de él mismo, el profesional descrito como poseedor de un cuerpo mercenario. En ese momento se desarrollaba una crítica moral hacia cuáles deberían ser los rasgos del deporte que crecía como movimiento de masas y se volvía espectáculo, la revista francesa Revue Olympique exigía que “la tendencia de todos los deportes, sin excepción, se dirige al amateurismo puro ya que no existe ningún motivo permanente, en ningún deporte, para legitimar los premios monetarios”.

Habría que agregar a estas ideas que la posición que tomamos al ver las fotografías de una ceremonia de triunfo no es sólo de revisores del pasado, al ver los registros de Raúl Navarro somos testigos del evento, somos los espectadores que se encontraban en el evento, somos una audiencia mayor trasgresora del tiempo. El mismo Vigarello sitúa al espectador (nosotros) como personas que tienen una respuesta física suscitada por el desenvolvimiento de las acciones del cuerpo observado, es decir,  los éxitos que vemos nos excitan. Para Vigarello, el deporte en ese momento, en las sociedades industriales y ya con un crecimiento demográfico alto, marca la posibilidad de una actividad durante el tiempo libre y permite identificar al espectáculo, con el vencedor. El resultado ganar/perder adquiere un sentido, una señal de valor colectivo, fuerzas y recursos plurales, un valor orientado hacia la excitación de las masas.

Seducción del triunfo

El triunfo es una herramienta de seducción. El filósofo Gilles Lipovetsky indica  que la seducción es un elemento esencial en la construcción de la sociedad, es un acontecimiento altamente evolucionado para  dictar las tendencias de las masas.  En el mundo, según datos de la FIFA, están registradas activamente más de 270 millones de practicantes del fútbol, el número se eleva considerablemente si pensamos en incluir a otros consumidores de dicho deporte: familiares de los futbolistas, fanáticos, televidentes, trabajadores de ropas deportivas, guardias de seguridad… una cadena innumerable de actores activos de la actividad llamada fútbol. Por lo general no hace falta preguntarse si el fútbol es un negocio redondo.

Un ejemplo son los constantes pequeños cambios que sufren los uniformes de los equipos profesionales cuando presentan -acompañados de un espectáculo de luces y modelos-, un nuevo diseño cada seis meses, y que sin embargo conserva la tradición de los colores.  Por otra parte: contratación de jugadores estrella que firman contratos de seis meses, de un año o tres, jugadores a corto plazo es lo común, y porque no agregar contratación de patrocinadores estrella. En los registros de Raúl Navarro vemos otros rasgos, imitaciones de uniformes, trofeos de plástico, campos de tierra… el mismo espectáculo sólo que tropicalizado.

El fútbol no es más un deporte y quizá estas imágenes respalden esa idea, es una empresa que administra deseos, profesionales o amateurs. Retomando la cita de la fotógrafa Diane Arbus con la que comencé este texto, ¿qué sucede entonces con aquella tarea de documentar los ritos y lugares comunes? Me parece que esa tarea se vuelve relevante con el archivo de Raúl Navarro porque permite ver que somos parte de una sociedad guiada por la seducción del poder para alcanzar nuestras metas y sueños, metas y sueños comunes, sabemos cómo se ve el éxito, sabemos cómo se ve el triunfo, es exactamente como nos lo imaginamos. Ser campeón es un inmenso sueño social y podemos compartirlo a través de las imágenes. Los Juegos Olímpicos son el acontecimiento más claro,  tenemos héroes y creamos leyendas.

En las fotos también hay reflejos de esta espectacularidad, el brillo, el trofeo y el triunfo están al alcance y la fotografía hace posible retenerlos. Trasladando otra idea de Lipovetsky el triunfo es un poder que “está hecho de la misma carne que los hombres, próximo a sus gustos e intereses cotidianos”, y la figura del héroe permanecerá indiferente ante las diferencias entre el profesionalismo y el amateurismo.

Dentro de la historia moderna del deporte, ha sido en los últimos 100 años que se ha creado una cultura del evento deportivo y por lo tanto de estadios y toda una cultura del espectador.  Según Vigarello, es partir de 1900 que se impone en el deporte una organización deportiva: locales, estadios, gradas, situación que definen al deporte como un espectáculo. Quizá en esa lógica las imágenes de estas fotografías de jugadores amateurs permitan trasgredir algunas de esas líneas, una de ellas es la familia que se hace presente en ese triunfo, es quizá una imagen más completa que ver al atleta sólo, como si fuese el único responsable del triunfo.

Los deportistas amateurs oaxaqueños están llenos de seducción, no  sólo equipos internacionales “grandes e importantes” de todo el mundo son consumidos en los uniformes, grandes trofeos también son repartidos en las ceremonias.  Los uniformes de las imágenes del archivo nos van mostrando algunas de estas tendencias relacionadas con los cambios económicos del país y su participación en mundo después de los años 80, en los cuales se ven envueltos la moda, las marcas y los patrocinadores: los equipos amateur comienzan a consumir los uniformes de equipos internacionales, las marcas son las que organizan los torneos, el calzado que ocupan es el más reciente, los nombres de los jugadores más famosos están  en las playeras locales, todo avanza, y sin embargo, en los paisajes de fondo, el espacio sigue sufriendo los embates de un país que no logra el desarrollo que ha ido prometiendo desde hace décadas. Seducción e ilusión contra la realidad.

Autogol

“No se trata de algo superficial, puede considerarse incluso como una inmensa sacudida de la organización social democrática: está en juego la propia imagen de uno mismo, de su identidad y de sus referencias más íntimas en relación con los demás, con su cuerpo y con sus deseos”

Gilles Lipovetsky, El imperio de lo efímero.

La tarea de Raúl Navarro se vuelve compleja al momento de hacer públicos los acontecimientos deportivos locales, pues también se da más fuerza para continuar accionando el gran sistema administrativo del futbol sobre las masas. ¿Es acaso eso el desarrollo? Con él éxito es una situación delicada, toda la ceremonia lleva consigo una irresistible fascinación, Vigarello nos dice que “es una manera de contar historias excepcionales, una manera principalmente de transfigurar el ideal en un tema siempre visible y concreto”. Y así lo creo, el jugador amateur en estas fotografías nos permite estar más próximos del triunfo, y es posible pensar que esas proezas son igualables, incluso superables.

Ahora bien, dentro de la idea de las publicaciones en periódicos que fueron el objetivo del archivo de Raúl Navarro es de vital importancia no dejar de lado que esa visibilidad daba oportunidad a empresas para ampliar su nombre. En las imágenes vemos que pinturas Comex, telefónica Telmex o cerveza Sol son quienes financian varios eventos, es decir, el triunfo lleva consigo responsabilidades de consumo. Así las ceremonias extienden sus relaciones, hay signos de poder en cada acto,  un repertorio de actos simbólicos que se vuelven rasgos sociales comunes,  parte de la sociedad, que no se cuestionan y se dan por hecho. Es finalmente la idea anterior la base donde radica el éxito del deporte actual, ya sea un profesional o un amateur, no es necesario practicar un deporte o experimentar el triunfo, pues esos acontecimiento se desenvuelven en la vida normal de cualquier persona y sólo con consumirlo se tiene la ilusión de que es posible formar parte de él.

Los invitó a conocer más imágenes de este archivo, a seguir reflexionando acerca de lo que podemos ver y de lo que es invisible también, muchas otras ideas quedan fuera de este texto pero sería interesante tomar en cuenta, por ejemplo, la participación masculina y femenina, actos relacionados con las actitudes físicas, las edades de los jugadores, características de los premios, paisajes y un largo etcétera son posibles de ir descifrando.

Para conocer imágenes de este proyecto visite: http://quesignificaelexito.tumblr.com

Referencias:

Aperture Foundation (1984) Diane Arbus Magazine Work.

Cotton, Charlotte (2011) The photograph as contemporary art. Ed. Thames&Hudson

Gilles Lipovetsky. (1987) El imperio de lo efímero. Ed. Anagrama

Georges Vigarello et al. (2006) História do Corpo III As mutaçoes do olhar. O século XX. 4 ediçao. Editora Vozes.

Gisele Freund. (2006) La fotografía como documento social. Ed. Gustavo Gili

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s