Alia Petterson, la chica secuestrada que hace vídeos para Tik Tok

Alia Petterson, la chica secuestrada que hace vídeos para Tik Tok

Alia Petterson de 16 años, es una adolescente que fue vista por última vez el 10 de octubre.

Petterson tiene 16 años y es originaria de Texas, para ser exactos College Station.

Pero en los últimos días la polémica acerca de Alia Petterson y la usuario SittingAndSmiling de la plataforma Tik Tok ha estado en boca de todos, pues usuarios de redes sociales muestran evidencias de que son la misma chica.

En Cien Toque te contamos todo con detalle

SittingAndSmiling (Sentada y sonriendo en español) es una cuenta de Tik Tok que en las últimas semanas ha tenido bastante alcance en seguidores, pues según usuarios de redes sociales hay algo oscuro detrás de todo esto.

La chica que hace los vídeos simplemente se sienta, sonríe y mira hacía la pared sin más.

Los usuarios comenzaron a sorprenderse por sus publicaciones y abrieron a la teoría de que algo no estaba bien.

Los usuarios de internet fueron por partes, primero averiguando su nombre. Pues en cada publicación de Alia, aparecía lo que probablemente era su nombre, al fondo en la puerta, duda que ella aclaró en comentarios.

Ahora, todo se tornaba más raro pues coincidía con la chica que había desaparecido (Alia Petterson de 16 años), que de igual manera se llama Alia y por si fuera poco, las facciones de ellas dos coinciden, a diferencia de que la usuario de Tik Tok tiene más maquillaje y un alaciado de cabello.

¿Tú qué opinas?

Surgieron más dudas y los usuarios le daban algunas opciones para que ella pudiera alertar que se encontraba en peligro. ¡Y así fue!, en la siguiente publicación utilizó un oufit rojo y maquillaje rojo.

¿Qué raro no?

Al igual que en la siguiente foto, en la que en comentarios le dijeron que, si necesitaba ayuda utilizara sombra naranja y más raro aún, esta vez no sonrío como suele hacerlo en todos sus vídeos.

Uno de los usuarios comentó lo siguiente y coincide con lo que describió el noticiero theeagle.com en el que afirma que Petterson se quitó su monitor de tobillo, que se quitó por la fuerza antes de abandonar el colegio y desaparecer.

Y si, efectivamente ya había desaparecido en 2017 y fue publicada por la página Houstons Voice For The Missing.