El intento de asesinato a The Beatles

El intento de asesinato a The Beatles

Corría el año de 1966 y Los Beatles gozaban justo como ahora de una extensa popularidad, que los llevaba a realiza giras por todo el globo terráqueo, fue en una de estas giras dentro del continente asiático donde el siguiente relato tiene suceso. La ultima parada de esta gira era Manilas, Filipinas; país que se encontraba bajo la terrible dictadura de Ferdinand Marcos y su esposa Imelda. El cuarteto de Liverpool tenia programados dos conciertos en un mismo día, el recibimiento como en cada lugar que paraban fue impresionante y el cuarteto fue escoltado por 20 Cadillacs, ya que al ser un país poco seguro la seguridad que el gobierno les proporciono equiparaba a aquella que se les daba a los jefes de estado, el acontecimiento era tal que inclusive se realizaron monedas conmemorativas del país para celebrar su visita.

Es justo aprovechando este boom mediático y buscando limpiar su imagen que Imelda marcos invita al cuarteto a una recepción en el Palacio de Malacañang, sin embargo al haber dado un concierto previo en Tokio y dos ese mismo día los músicos declinaron amablemente la invitación para poder tener un descanso horas antes de su vuelo, sin considerar que esto representaría una terrible ofensa para el gobierno al mando y comenzando así probablemente uno de los capítulos con más adrenalina en la historia del cuarteto. Al día siguiente Brian Epstein, manager de la banda, se percató de que Imelda había usado su poder mediático para desacreditar a la banda, mostrando en todos los canales de televisión 200 niños hambrientos con platos vacíos debido a que no habían podido acceder al banquete prometido porque la banda nunca se presentó.

Finalmente, los Beatles lograron llegar al avión y tras cuarenta largos minutos de negociaciones y otro pago de impuestos innecesario lograron dejar aquel país; con miedo y tras unos cuantos golpes fue que John tomo la decisión de no dar más conciertos en público, aunque claro todavía tenían uno pendiente en Chicago que de no concretarse les costaría un millón de dólares, ese fue el último masivo de la banda. Menos de tres años después la banda se separo y dio su ultimo y legendario concierto en la azotea de Apple Corps.