Reseña “Joker», ¿Puede una película de súper héroes ser cine de arte?

Reseña “Joker», ¿Puede una película de súper héroes ser cine de arte?

El Joker, El Guasón o el Bromas como dirían los españoles, esta película tan aclamada desde antes de su estreno y elogiada después de este, ¿realmente es tan encantadora como nos lo han hecho creer?

En mi opinión personal: SÍ, es una buena película sustentada en la trama, la oscuridad del personaje y todo lo que trasfondos que sin duda dejan ganas de un re visionado para seguir explorándola. Así que aquí estamos a semanas de su estreno, re visitando, con el hype más calmado.

Desde el primer minuto podemos ver una desventura en la vida de Arthur Fleck, nuestro protagonista, y es que siendo empleado como payaso en una tienda de instrumentos musicales, unos jóvenes maleantes se mofan de él y terminan dándole una paliza.

Así se va la película, poco a poco dándonos a entender que Arthur ha sido un hombre infeliz toda su vida, con severas enfermedades mentales y que solo bajo los efectos de muchos medicamentos es que ha podido sobrellevar la vida, pero cuando el sistema de salud de Ciudad Gótica retira los medicamentos gratuitos es que vemos como empieza a cambiar radicalmente su vida, volviéndolo más ansioso e intolerante ante la gente que se sobrepasa con él, de igual manera como es que el sin siquiera intentarlo, comienza un movimiento de revolución en toda la Ciudad, ahí vemos una edad temprana de lo que sería su gran organización criminal.

La fotografía es soberbia, y enmarca a la perfección esa descabellada actuación de Joaquin Phoenix que sin duda dará frutos en la temporada de premios, lamentablemente la dirección de Todd Phillips no termina por explotar al monstruo en el que pudo convertirse la cinta y queda a deber en ciertos hilos narrativos, pero son tan sutiles que la cinta sale a flote aún sin ellos.

Algo que a muchos nos sorprendió y que nos alegramos de ver , es la interacción del Guasón con un joven Bruce Wayne, quien en su momento vio a Arthur como un simple loco, jugueteando afuera de su casa, no sabría que años más tarde sería su rival número uno en la lucha contra el crimen de Ciudad Gótica. Esto la sustenta en el mundo del cómic del que a veces pareciera que tanto intenta alejarse, pero del cual no puede re negar. Es ese mundo el que le da la plusvalía para poder plantarse como una cinta de súper héroes diferente, sin él probablemente sería un intento de cine b que se perdería como un homenaje a grandes clásicos de la época de los setenta.

Hoy lejos del temor inicial que argumentaba que la película incentivaría actos de terrorismo, vemos como lo más que ha avivado es el debate sobre que tanto pueden considerarse artísticas las películas inspiradas en el mundo del cómic, un debate que seguramente perdurara los próximos años, y del que han sido objeto también grandes producciones como Logan o The Dark Knight.

Lo que es innegable es que ya sea que estés familiarizado o no con el mundo de súper héroes esta película es una delicia para pasar la tarde, no creo que llegue a considerarse Cine de Arte, y si bien no deja de ser parte de los filmes comerciales, tiene una calidad y un esmero superior a sus semejantes.