Reseña «Naruto», el camino ninja que nos sigue fascinando

Reseña «Naruto», el camino ninja que nos sigue fascinando

Tiene poco más de 10 años que comencé a ver naruto, a mis 10, 11 años ver el primer capítulo fue genial, ver como un zorro gigante se enfrentaba a miles de ninjas era algo increíble para un niño de esa edad, fue una caricatura que me enganchó desde el primer instante y la tuve que seguir viendo, hasta leí el manga en ocasiones que no quería esperar el siguiente capítulo en la tele, sin embargo esta serie es tan larga que ni con todo el fanatismo que tuve la pude acabar, sino hasta hace pocos días que me decidí a echarme todos los capítulos que me faltaron.

Naruto es la historia de un niño huerfano en una aldea de ninjas, al nacer fue sellado dentro de él, el espíritu de un demonio que atacó su aldea tiempo atrás, por lo que Naruto es rechazado por la gente de su entorno, el sueño de nuestro protagonista es convertirse en el Hokage de su aldea (algo así como el dirigente) y que todo el mundo lo reconozca como un gran ninja.

La historia de Naruto es muy entretenida, una de sus más grandes cualidades a diferencia de otros shonen, es la forma en la que realza valores como la lealtad a uno mismo, y el camino del esfuerzo, además de enfocarse mucho en las relaciones humanas y la importancia de esos vínculos, sin embargo la serie tiene un contra un tanto molesto, y es que al ver el éxito que tuvo este anime, los productores de la televisión decidieron alargar un poco (mucho) más la historia, por lo que incluyeron muchos capítulos de relleno, lo bueno es que ya existen páginas en la web que se han encargado de detectar todos los capítulos que no están adaptados del manga para que te los puedas saltar y no perder nada de la historia original.

Naruto está disponible en Netflix solamente hasta la primera Saga y una pequeña parte de la Saga Shippuden (cuando Naruto es unos años mayor) y se encuentra completo en Crunchyroll.